Televisión

Con vergüenza ajena, pero divertidos

Ridiculousness

Los programas televisivos basados en vídeos de trompazos, golpes y caídas son ya una tradición. La popularización de las cámaras de vídeo doméstico hizo que proliferase el género “vídeos de primera” (tomando el nombre de un programa de La 1, de TVE), aunque terminó bastardeado a partir del momento en que los vídeos eran fabricados ex profeso para participar en el concurso de vídeos de la tele, o cuando menos con la esperanza de que tuviesen su minuto de gloria en la pequeña pantalla (bastante menos de lo que preconizó Andy Warhol cuando dijo: “Todo el mundo debería tener derecho a quince minutos de gloria”).

El género televisivo de vídeos de trompazos, golpes y caídas tiene también sus subgéneros

En la historia de la televisión de nuestro país hay incluso ejemplos de programas basados en vídeos, con subgéneros clásicos como los de niños japoneses que se dan de bofetadas o los novios que se caen en el convite, mezclados con otros géneros y argumentos, como fue el caso de ‘Al ataque’, en la Antena 3 de Asensio. Alfonso Arús mezclaba las imitaciones con los vídeos y el resultado era bastante apañado. Mi fragmento favorito del programa era el final, cuando Sergi Mas, Jorge Salvador y el propio Arús (creo recordar que había alguien más, pero no lo tengo claro) se reunían en torno a una pantalla de televisión para aportar cada uno un vídeo, que comentaban entre ellos. Momento radio con imágenes totalmente memorable, que alejaba el programa del estilo ‘Força Barça’ para acercarlo a los programas que Arús haría después en varias radios (casi todas).

Como digo, el género de los vídeos domésticos tiene, a su vez, diversos subgéneros. Hay un gran apartado que es el mencionado de trompazos, golpes y caídas. Y dentro de esta subdivisión aún podemos separar apartados como el deportivo. Es decir, trompazos, golpes y caídas en el deporte. E incluso accidentes. Algo que también se conoce como “blooper”. El presentador y empresario televisivo argentino Marcelo Tinnelli consiguió su gran fama cultivando este género en ‘Videomatch’, precedente de ‘Showmatch’, programa que le llevó a lo más alto. El hecho de que este género despierte interés y sea elegido por el espectador medio cuando reclama entretenimiento, explica que también sea de lo más buscado en plataformas de vídeos en Internet, como YouTube.

De ahí el éxito de Ridiculousness (‘Vergüenza ajena’ en España y ‘Ridículos’ en Latinoamérica). Se trata de un programa de MTV, esa cadena que antes emitía vídeos musicales, idea de Jeff Tremaine. Se estrenó el 29 de agosto de 2011 en Estados Unidos y ya va por su tercera temporada de éxito. Un éxito basado en la fórmula de los trompazos y demás, pero también en la forma de presentar los vídeos de un modo que fácilmente puede hacer empatizar al target core de ese canal (jóvenes que huyen de las formas convencionales en la televisión tanto como en sus vidas). Para eso es perfecto Rob Dyrdek, su convincente presentador, y también su dos colaboradores: Sterling “Steelo” Brim y Chanel West Coast. Los tres, con la ayuda frecuente de un invitado, presentan y comentan los vídeos como si fueran un grupo de amigos en casa después de una sesión de skate urbano.

Ridiculousness

El papel de Chanel West Coast en el programa es básicamente reírse, y resulta adorable cuando lo hace

“Steelo” Brim viene del mundo de la música y, de la mano de su amigo Dyrdek, ha llegado a convertirse en productor creativo del programa. Durante las primeras ediciones no solamente comentaba los vídeos sino que estaba a los mandos del reproductor para parar o retroceder cualquiera de los vídeos cuando lo necesitasen para hacer hincapié en algún detalle.

Por su parte, West Coast también viene de la música e igualmente acompañó a Dyrdek en algún programa anterior (como ‘Fantasy Factory’). En su biografía dice que es rapera, cantautora, actriz, modelo y personaje televisivo. Aunque su principal labor en este programa consiste en reír. Sí, digo bien, porque la guapa Chanel resulta adorable incluso riendo un grave accidente de circulación.

Y Robert Stanley Dyrdek, más conocido como ‘Rob’ Dyrdek, un skater profesional metido de lleno en el mundo de la televisión, que ha logrado llevar a ese medio desde la calle unos personajes de que otro modo no habrían tenido facilidad para acceder al medio. De forma que con la misma facilidad te puedes encontrar como invitado en ‘Vergüenza ajena’ a Justin Bieber como a un rapero, un campeón de skate o un doble de escenas de riesgo en el cine.

Una de las cosas que más gracia me hace en este programa es esa original categorización, cargada de sentido del humor, que hacen de los vídeos. También el ambiente relajado y sin pretensiones. El único objetivo es pasar un rato divertido viendo vídeos, como si estuviéramos aburridos buscando eso mismo por la red.

La sintonía de la cabecera del programa es el tema ‘Uncontrollable Urge’, de Devo. Aquí está, procedente de Spotify:

Y, para terminar, dejo una primera mitad de un programa procedecente de la web de MTV España, con lo cual podrás hacerte una idea del programa, si es que no lo has visto nunca. Ahora bien, recomiendo ver el programa en versión original subtitulada, porque el doblaje en este tipo de programas es particularmente odioso. También se pueden ver emisiones completas en la web americana si tienes algún complemento desbloqueador del geobloqueo en tu navegador (como Hola, si usas Chrome).

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor del blog El Gato encerrado en telecinco.es, además de colaborar en el programa MorninGlory en Radioset y BeMad. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.