Social Media

Pradera anda a la gresca con Sostres y Tertsch

Nunca me ha gustado sacar tuits de una conversación y llevarlos a otros lados. Es más, me parece un recurso fácil para llenar contenidos, además de un ejercicio propio de chismosos. Pero esta es la segunda vez que traigo una gresca en la red del pajarito. La primera fue entre Josep Maria Mainat y Risto Mejide, y por razones inconfesables que me hacían estar especialmente interesado en lo sucedido. Esta vez no hay más que puro cotilleo canicular.

Máximo Pradera publica en su blog un análisis crítico, y me atrevo a decir que sarcástico, de un artículo titulado «Podéis venir a por nosotros», firmado por Salvador Sostres en El Mundo. Dice Pradera cosas como estas:

(…) un escrito no sólo adulador, sino abyectamente hagiográfico, que contiene, ya en el primer párrafo, tal cantidad de falacias de baratillo, que no es legítimo suponer que en el ánimo de quien las formula anide la voluntad de estafar intelectualmente al lector. Son razonamientos a los que se les ve el plumero tan de lejos, que es como si un timador hubiera disfrazado los billetes auténticos con recortes de periódico, en vez de proceder al revés. Estaríamos hablando entonces de un incompetente, de un necio, o de lo que es igualmente verosímil, de un necio incompetente. No es posible –concluiríamos– que el tal Sostres esté tratando de confundirnos a propósito, porque si un sofista quisiera de verdad engañar se preocuparía al menos, de conocer los secretos de su oficio.

Va fuerte Pradera con sus «Falacias y falocias». La reacción del enfant terrible (no tan «enfant») del diario de Pedro J. no se hace esperar:

No se le dan bien a Sostres los sinónimos, como diría luego en una intervención trasversal Xose Morais. No sale del «idiota». Y aquí empieza la gresca tuitera, que a lo largo de esta mañana se ha ido enredando. Pradera contraataca:

Se le imagina feliz de que Sostres haya entrado al trapo. Pero a este aún le ha quedado algún «idiota» en el tintero:

Y aún le quedaban estos otros «idiotas» más:

Mientras tanto, Pradera parece seguir disfrutando:

Pradera hace también referencia a la fama de «provocador» que tiene Sostres:

Y hace un balance de ofensas:

En todo momento esperé que a alguien se le escapara un idioto», como decíamos siendo párvulos. En esto que se mete otro actor a la gresca. Se trata de Hermann Tertsch al auxilio de Sostres. Dios los cría y ellos se juntan:

La respuesta de Pradera llega de inmediato:

La gresca tiene sus ramificaciones entre Tertsch y Antón Losada, pero voy a ahorrar tanto despilfarro tuitero. Para tratarse de una excepción ya parece excesivo. Al final, Sostres recibe más solidaridad y Pradera otra andanada del de apellido impronunciable:

Al mismo tiempo, Pradera responde con otros exabruptos:

Y hasta aquí el cotilleo de hoy.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor del blog El Gato encerrado en telecinco.es, además de colaborar en el programa MorninGlory en Radioset y BeMad. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.