Radio

Tertulia o púlpito en los deportes

Santos y Abellán

Cuenta Diario liberal que José Antonio Abellán vuelve «desenchufado» a la radio. Anuncian algo novedoso y acariciado por su responsable durante mucho tiempo. No sé si la marcha del Grupo Risa de esRadio a COPE tendrá algo que ver con esta inminente vuelta de Abellán, pero podría ser. Estaría gracioso ver volver a casa a Abellán, después del contencioso que mantuvo con la cadena eclesiástica al haber sido despedido de forma fulminante para hacer hueco a la llegada de Paco González y su equipo, procedentes de la SER. De esta información me llama la atención una afirmación que le escuchado al propio Abellán, respecto a la autoría de las tertulias deportivas en la radio. Dice así:

El mismo José Antonio que creó las tertulias deportivas tal y como se entienden ahora con el programa El Tirachinas en la Cadena COPE y no hay más que recordar que antes de él la radio deportiva era, simplemente, monólogos (y bastantes críticas recibió por aquel atrevimiento), de nuevo vuelve a surgir como el Ave Fénix y lo hace con algo espectacular.

Las tertulias en radio tienen muchos padres. Sucede con las tertulias políticas, atribuidas a varias mentes preclaras de la historia reciente de nuestra radio. Hace tiempo escuché decir a Abellán en una entrevista que él fue el primero en convertir la información deportiva en una gran tertulia, referido al éxito del programa televisivo Punto pelota, de Josep Pedrerol. Vano intento de inflar el ego propio, porque algunos recordamos los antecendentes de la tertulia deportiva, en especial un programa de Onda Cero, llamado El penalty, con José Javier Santos (Jota Jota) al frente y que tenía como tertulianos a Alfonso Azuara, Tomás Guasch, Enrique Ortego y José Manuel Muñoz. Esa fue la auténtica primera tertulia radiofónica deportiva.

En ese momento la radio deportiva estaba dominada por José María García (Antena 3 Radio) y José Ramón de la Morena (Cadena SER). Este último había criticado al primero, con mucha razón en la mayoría de sus argumentos, a pesar de lo cual Joserra se convertía cada vez más en una réplica de García. Sobre todo en ese hábito de convertir el micrófono en un púlpito. Los sermones de uno y otro dominaban la media noche deportiva en la radio española, y entonces apareció Jota.

García y de la Morena

Fernando Onega había creado el programa ‘La trastienda’ en la Cadena SER de los Fontan y Garrigues Walker, anterior a la entrada del Grupo PRISA. Según le contó el mismo Ónega a J. F. Lamata en una entrevista para Periodista digital, fue una propuesta que hizo a la dirección de la cadena y no le vieron futuro. ¡Unos lumbreras! Un tiempo más tarde, la dirección tocó a rebato porque no estaban funcionando las noches tras haber echado a García. Llegaron a probar de todo: deportes con Ramón Gabilondo o Julio César Iglesias, el terror de Chicho Ibáñez Serrador y sus ‘Historias para no dormir’ en versión radiofónica (antes habían pasado por televisión), y hasta un programa de copla por Carlos Herrera. Sin gran éxito en ninguno de los casos. Ónega aprovechó la crisis de las noches en la SER para volver a plantear su idea de la tertulia, que vendió entonces como un añadido a ‘Hora 25’, donde varios periodistas dieran información confidencial, trufada con su propia opinión.

Fernando Ónega propuso a la SER la primera tertulia política en horario nocturno

De ahí salió ‘La trastienda’, cuyo nombre se debe a Manuel Antonio Rico, a quien Ónega no quiso poner al frente porque ya estaba haciendo ‘Hora 25’ y prefirió desligar la información de este otro espacio más opinativo. Cuando fue a contarle el proyecto y casi excusarse por haber elegido a González Ferrari para presentarlo, Rico acogió muy bien la idea y explicó que debía ser como en las tiendas, donde el género común está a la vista (‘Hora 25’), pero las exquisiteces exclusivamente reservadas para los mejores clientes se guardaban en la trastienda. Ya tenían nombre para el programa. Esa fue la primera tertulia política ligada a un programa informativo y en horario nocturno, porque antes ya había empezado a picotear en el formato Luis del Olmo en ‘Protagonistas’, laboratorio donde se inventó en buena medida la radio moderna en nuestro país. Era ‘La trastienda’, además, una tertulia muy plural, a diferencia de otras nacidas posteriormente a su imagen y semejanza. Prueba de ello es que por allí pasaron Lorenzo Contreras, Pedro Calvo Hernando, Pilar Urbano, Julia Navarro, Ramón Pi o María Antonia Iglesias, entre otros.

Cuando Ónega se marcha a dirigir Onda Cero, se encuentra con que su amigo Manuel Antonio Rico ha tenido que salir de COPE porque José María García a su llegada había echado de sus despachos a algunos profesionales de esa casa, con el fin de hacer sitio a los que iban junto a él procedentes de Antena 3 Radio. Ese verano, García y Antonio Herrero dan una rueda de prensa con Bernardo Herráez (consejero delegado de la COPE) para presentar la incorporación de esos dos profesionales a la cadena de la iglesia, tras haber salido de Antena 3 Radio al haber sido comprada por PRISA. Un periodista le pregunta al directivo si habrá algún otro fichaje procedente de esa radio, a lo que Herráez dice que no. Sin embargo, García interrumpe para llevarle la contraria y afirmar que Luis Herrero puede y debe incorporarse también. Dicho y hecho, a los pocos días se completa el desembarco. Y este tiene como consecuencia la salida de Rico y González Ferrari, rumbo a Onda Cero. Podía más ‘Butanito’ que el padre Herráez.

Ónega, nuevo director de Onda Cero, coloca entonces a Rico en el informativo de la noche y, tras él, los deportes con J. J. Santos. Ellos dos completan un plantel de lujo donde están, por ejemplo, Javier González Ferrari (primer informativo de la mañana), Luis de Olmo (con su ‘Protagonistas’) o Julia Otero (por las tardes). A Rico le encarga que fusione la información con la opinión, y entonces crean ‘La brújula’, cuya marca sigue viva. Y esta es la gran innovación del tandem ÓnegaRico: hacer un informativo en el que la información se va acompañando de opinión en una tertulia, sin separar ambos formatos. Ese mismo planteamiento se extiende a los deportes en ‘El penalty’, mezclando la información deportiva con una tertulia cuyos componentes ya he mencionado. Tras la desaparición de este programa de Jota algunos de ellos irían a parar a ‘El larguero’ de Jose Ramón de la Morena, tal fue el caso de Azuara y Ortego.

Las tertulias deportivas en la radio las ‘inventó’ J. J. Santos

De forma que gracias a Fernando Ónega y a J. J. Santos, los deportes de la noche en la radio pasaban a estar monopolizados por dos radiopredicadores, dando paso al relajado tono de una tertulia. El invento era todo un acierto, añadido al que supuso la acertadísima elección de los tertulianos. Desde entonces (1992) hasta la aparición de ‘El tirachinas’ de Abellán habrían de pasar ocho largos años, en los que los programas deportivos de la noche se iban deslizando cada vez más hacia la tertulia, de forma más o menos parcial.

Eso por no hablar de otras tertulias deportivas, incluso dentro de programas de humor, como el despertador ‘Arús con leche’, de Alfonso Arús, que nació en Cadena Rato (luego Onda Cero), pasó por Radio Minuto (Ràdio Tràfic en Barcelona) y terminó en m80 Radio, cuando se fusionan Cadena Minuto y Radio 80.

En conclusión, que basta ya de presumir con haber sido pionero descubridor del formato tertulia en la información deportiva, nocturna y radiofónica. Ese terreno ya estaba explorado. Otros lo vieron primero. Se siente mucho, amigo Abellán. Por cierto, estamos todavía esperando la gira de regreso del grupo Mecano. A ver si nos da alguna exclusiva al respecto, ya sea que esté enchufado o desenchufado.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor del blog El Gato encerrado en telecinco.es, además de colaborar en el programa MorninGlory en Radioset y BeMad. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

  • buenas, una cosa gato, lo de la tertulia de deportes de «El penalty» es cierto, pero me parece que en el tema de la tertulia politica creo que igual hay un poco de lio… Porque cuando Chicho hizo las historias para no dormir en la radio, ya no estaba Manuel Antonio Rico… Y lo de Julio Cesar Iglesias en deporte me parece que lo mismo… En cambio Carlos Herrera si coincidio en una epoca con Rico, en el año 1983, pero lo de las tertulias me parece que es unos años antes…
    Por otra parte, recuerdo hace años, que fue noticia en una conferencia o un curso de verano, sobre la radio, te hablo del 92, que decían que las tertulias politicas no aportaban nada, curiosamente uno de ellos era Fernando Onega, y otra periodista fue María Antonia Iglesias….
    Una ultima duda, que pasa con los foros, han desaparecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.