Seguridad en las transacciones por Internet | laGatera
Actualidad

José José confirma que tiene cáncer de Páncreas

Seguridad en las transacciones por Internet

  Por      26 May 2015

Seguridad en las transacciones por Internet

Todavía hay mucha gente que desconfía de la seguridad en las transacciones a través de la red. Leyendas urbanas se mezclan con peligros auténticos, pero manteniendo ciertas medidas preventivas podemos estar seguros de nuestras transacciones.

Esa desconfianza en las transacciones a través de Internet se vence con una buena práctica. A menudo la desconfianza proviene del desconocimiento. Basta con pasarse un tiempo haciendo la compra en el súper de confianza, adquiriendo las entradas del cine y reservando nuestras próximas vacaciones, todo ello por Internet, para comprobar que es seguro. No solamente esto, sino que también hay muchas posibilidades de que nos aficionemos a ello y, de alguna manera, cambiemos algunos de nuestros hábitos como consumidor.

Tal vez lo más lógico sea alejarse por igual del enfermizo exceso de desconfianza como de todo lo contrario. Y, desde luego, debemos tener siempre claro que, en buena medida, está en nuestras manos que todo salga bien.

Protege tu ordenador

Microsoft ofrece las siguientes recomendaciones para mantener nuestro equipo en forma y así garantizar operaciones seguras:

  • Protege tu equipo de las amenazas de Internet.
  • Crea contraseñas seguras.
  • Busca la dirección web tú mismo.
  • Busca señales que indiquen que tu información está protegida.
  • Realiza transacciones financieras en tu equipo doméstico (no en un equipo o red pública).
  • Usa el sentido común.

Conviene añadir la conveniencia de tener tu sistema operativo actualizado, al igual que el antivirus y navegador web que utilices para tus transacciones.

Busca procesos seguros de pago

Organismos de normalización han establecido cuatro principios para garantizar la seguridad de nuestras transacciones en Internet. Son los siguientes:

  • Principio de autenticidad: que la persona o empresa que dice estar al otro lado de la red es quién dice ser.
  • Principio de integridad: que lo transmitido a través de la red no haya sido modificado.
  • Principio de intimidad: que los datos transmitidos no hayan sido vistos durante el trasiego telemático.
  • Principio de no repudio: que lo transmitido no pueda ser repudiado o rechazado.

Buena parte de estos principios de seguridad se consiguen gracias a la implantación de un protocolo de comunicación seguro (como el SSL, o Secure Sockets Layer) y el uso de tarjetas de crédito u otras formas confiables de pago. Gracias a este protocolo de comunicación segura, se pueden transmitir los datos de la tarjeta sin que nadie los pueda capturar. Pasarelas de pago de las principales entidades bancarias garantizan que el operador ni siquiera conozca los datos de la tarjeta del cliente. Es decir, si compramos unos zapatos por Internet y pagamos con nuestra tarjeta o sistemas de pago como Paypal, nuestros datos viajan directamente al banco sin que el vendedor tenga acceso en ningún momento de nuestros datos de pago. Busca siempre procesos seguros de pago para tus transacciones a través de Internet.

Comprueba la reputación

Es fundamental conocer la persona o empresa con las que estamos tratando. Operar a través de Internet nos obliga a tener confianza en la otra parte, posiblemente mayor que cuando vamos por la calle. ¿Nos puede estafar la tienda de la esquina? ¿Y una tienda online? Sí, en ambos casos. Pero claro, si la tienda tiene un prestigio reconocido, tanto si es física como online, estaremos completamente seguros. Aun así, el trabajador de la tienda física tiene en su mano nuestro medio de pago, si utilizamos una tarjeta de crédito, y podría tener un comportamiento ilícito más fácilmente que si operamos a través de la red.

Cuando hablamos de seguridad en Internet no solamente nos referimos al comercio online sino también otro tipo de servicios en los que realizamos transacciones económicas, tanto para pagar como para recibir ingresos, como en un casino online. En este caso, igual que pasa con una tienda o cualquier otro servicio, conviene informarse bien del sitio con el que hacemos negocios. Buscando por la red podemos llegar a sitios poco fiables, de los que conviene alejarse. Debemos comenzar por comprobar si la URL del sitio coincide con la web en la que creemos estar. También nos podemos informar si se trata de un sitio fiable y de reconocida reputación online.

Para comprobar la reputación de una página podemos usar servicios web que analizan la peligrosidad de cualquier sitio a partir de las valoraciones de usuarios.

Guarda recibos y facturas

En caso de disponer un recibo, justificante, factura o cualquier otro documento que refleje tu transacción debes guardarlo para usarlo en caso de reclamaciones. Si recibes algún correo electrónico referido a la transacción también conviene tenerlo debidamente localizado. Igualmente es recomendable revisar con frecuencia los apuntes de movimientos en tu cuenta, ya sean de tu tarjeta de crédito o el medio de pago utilizado.

Otras precauciones

Aun teniendo confianza en la seguridad de nuestro equipo, siempre hay posibilidad de que algo esté capturando las pulsaciones de tu teclado (programas conocidos como keyloggers, a los que se les puede dar un uso ilícito). Una seguridad extrema para bloquear esta posibilidad es posible utilizando un teclado virtual. Navegadores como Chrome ofrecen teclados virtuales.

Teclado virtual

También conviene haber creado siempre un usuario para cualquier transacción, ya sea antes de realizar una compra o de pasar un rato de entretenimiento en nuestro casino preferido.

Ni que decir tiene que tener planificado previamente lo que deseamos hacer y haber comprobado las condiciones del sitio web con el que vamos a operar también ayudará a que todo vaya bien.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory en Radioset. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Discusión

Comparte esto con un amigo