Una mirada de profano al Estudio General de Medios | laGatera
Actualidad

¿Puede un pequeño país tener una gran economía?

Una mirada de profano al Estudio General de Medios

  Por      10 May 2014

Una mirada de profano al Estudio General de Medios

Hablar de EGM, o Estudio General de Medios, es como hacer un viaje a la adolescencia para quien escribe estas líneas. Entonces, y durante años, esperaba con avidez la llegada del día en que se publicaban los datos estadísticos de las radios españolas.

Una vez publicados los datos del EGM los analizaba durante días desde todos los puntos de vista y sacando las conclusiones que era capaz. Trabajaba solo y para mí mismo, como casi siempre. El virus de la radio se había extendido tanto en mí que cualquier cosa me interesaba como si fuera un profesional. Lástima que me deshiciera de tantos recuerdos (miles de recortes de anuncios de radio en prensa, por ejemplo) que hoy me haría feliz tener.

Pasado el tiempo le fui siendo infiel a la radio poco a poco, y ahora es como una antigua novia a la que nunca he dejado de tener cariño, pero que cuando la tengo enfrente ya no me hace sentir nervioso y emocionado, como pasó durante tanto tiempo. Ahora me llevo mejor con las nuevas radios, que no lo son en realidad: Spotify, Yes FM y otras. Pero lo que tuve con la radio ni se olvida ni podrá apagarse nunca del todo. Por eso, cuando ahora vuelvo a poner mi mirada en el EGM lo veo con más frialdad y distanciamiento. Es como si antes analizase a un ser querido a quien conozco bien y ahora a una vieja conocida con quien casi no tengo contacto.

Me gustaría que la AIMC (Asociación para la investigación de medios de comunicación) pusiera a disposición de todos, o al menos de quienes se lo hemos pedido, los datos de los últimos 25 años, o más aún. Lamentablemente solo podemos acceder en su página a los datos a partir de la última oleada del año 2000. Cierto que son casi 14 años, pero la transformación de la radio desde el año 1982 hasta nuestros días es mucho más importante en ese periodo más extenso que el de los datos disponibles. De todas formas, es lo que hay, y con esto tenemos que partir.

Hemos dividido los datos en dos periodos de tiempo que juntos van desde la última oleada del año 2000 hasta la primera de este año

Para hacer más fácil mostrar los datos gráficamente he dividido los casi 14 años disponibles en dos periodos. El primero llega hasta la tercera oleada del año 2007 y el segundo desde la primera de 2008 hasta la primera de este año, última hasta este momento. También he separado la radio convencional y la temática, aunque eso no quiere decir que haga mi observación de forma independiente sino considerando conjuntamente ambos grupos. No obstante, los trataré en entradas distintas por una cuestión de espacio. Además de las curvas de cada cadena radiofónica presentaré en las dos entradas que ocupará en el blog este asunto los gráficos correspondientes a la audiencia total, así como los del perfil sociodemográfico de los oyentes. Particularmente importante me parece el dato del global de audiencia al ser de vital importancia para interpretar los datos de la última oleada.

Escuché decir a José Antonio Abellán, de cuya aventura en Radio 4G habré de hablar en unos días, que este EGM había sido el más raro de la historia porque todos habían subido. Bien es cierto que lo decía aclarando no haber analizado con profundidad el estudio, pero esa era su conclusión a grosso modo tras los primeros datos conocidos. Me extraña que alguien tan experimentado saque tal conclusión por dos razones: porque no es exactamente así (ya veremos como hay varias temáticas que bajan), y porque parece evidente que el ascenso mayoritario es consecuencia de un aumento de la audiencia global. Lo veremos un poco más adelante.

Esta es la gráfica correspondiente a la radio generalista en el primer periodo:

Y a continuación la del segundo periodo:

Lo primero que veo cuando me asomo al conjunto de datos en los dos periodos ya comentados es la supremacía eterna de las dos propuestas estrella del grupo PRISA. Cadena SER y Cadena 40 son líderes indiscutibles en radio convencional y temática. Es así durante estos últimos 14 años y también en los 14 anteriores, aunque conseguir esos datos cueste un triunfo. Eso sí, la relación entre el líder convencional y el temático ha cambiado mucho si nos retrotraemos a los años 80. Entonces, los 40 principales superaban con creces la audiencia de la Cadena SER, convirtiéndose en líder absoluto en cada oleada del EGM. En estos años hemos asistido a un proceso en el que la radio convencional imponía su supremacía sobre la temática, y posteriormente hemos visto que esta iba reduciendo distancias.

La Cadena SER ha estado en todo este tiempo siempre entre los 4 y los 5 millones, que llegó a superar en cuatro ocasiones

Cadena SER se ha estado moviendo durante el tiempo estudiado en la franja entre los 4 y 5 millones, aunque en el primer periodo superó en cuatro ocasiones los 5 millones, alcanzando su techo en los 5.202.000 de la primer oleada de 2004 y siendo su dato más bajo precisamente el primero de la serie, tercera oleada de 2000, con 4.065.000 oyentes. Varios escalones por debajo, moviéndose en las franjas comprendidas entre el millón y los 3 millones, se encuentran Onda Cero, COPE y RNE (Radio Nacional). Estas tres cadenas nacionales han ido intercambiando posiciones, si bien RNE nunca ha estado por encima, ocupando siempre la tercera o cuarta posición (siendo líder en todo momento Cadena SER). Por su parte, Onda Cero se ha estado disputando siempre la segunda y tercera posición, mientras COPE ha estado en las tres posiciones posibles (segunda, tercera y cuarta).

Entre las tres cadenas radiofónicas que ocupan el segundo escalón en la gráfica, destaca la regularidad de Onda Cero, particularmente en el segundo periodo. Su techo fue en la tercera oleada de 2001, con 2.443.000 oyentes, no muy distante de los 2.366.000 del último estudio, y su peor dato en la segunda oleada de 2006, bajando notablemente de los 2 millones hasta la cifra de 1.694.000. En todo caso, en los últimos seis años se aprecia un ascenso constante en cada estudio, ocupando la segunda posición ininterrumpidamente desde la primera oleada de 2009.

En el primer periodo podemos observar que tanto COPE como RNE tienen la gráfica quebrada, no existiendo datos de ambas cadenas en sendos parones. Se trata de tiempos en los que por ciertas discrepancias con el EGM sus responsables decidieron causar baja y que fuera suspendido el estudio. Lo mismo pasa en un escalón inferior con Punto Radio (en una última época ABC-Punto Radio), que precisamente volvería a ser incluida en el estudio en fechas previas a su desaparición. COPE y RNE han protagonizado una lucha encarnizada por la tercera posición en los últimos seis años, resultando vencedora COPE en todos los estudios excepto en la segunda oleada de 2012.

Ambas cadenas tienen su techo en la primera oleada que incorpora este estudio, con 2.240.000 oyentes la COPE y 1.925.000 para RNE. El peor dato de COPE es el de la segunda oleada de 2010 (1.339.000 oyentes), sima de una depresión importante que ocupó cinco estudios, comenzando la recuperación tras ese peor dato. En el caso de RNE, su peor dato fue en la segunda oleada de 2008, cuando se queda justo en el millón de oyentes. Muy destacable me parece que RNE tras un ascenso continuado en muchos estudios, que tuvo su cima en la segunda oleada de 2012, comenzó un brusco descenso coincidiendo con los cambios habidos tras el triunfo electoral de Mariano Rajoy. Ha sido precisamente en el último estudio cuando se ha detenido esa caída.

El tercer escalón es la franja que llega hasta el millón de oyentes, aunque he decidido observar solamente aquellos que en el último estudio estaban por encima del medio millón. Este criterio ha sido común para generalistas y temáticas. En este primer grupo que analizo solamente hay dos cadenas de radio, una de ellas ya desaparecida. A la ya mencionada Punto Radio la incluyo porque me parece interesante comprobar si la operación de compra de sus postes por parte de COPE ha podido resultar rentable o no. La cadena del grupo Vocento no llegó a superar nunca el medio millón, marcando justamente ese máximo en la primera oleada de 2010.

RAC 1 no ha parado de subir desde su aparición, llegando a situarse como la quinta cadena de radio de España

Desde la desaparición de Punto Radio, la COPE ha aumentado en casi un cuarto de millón su número de oyentes (de 1.668.000 hasta los 1.915.000 actuales), quedando al borde de los dos millones. De nuevo me parece curioso el análisis de Abellán cuando afirma que de esa operación se han beneficiado las temáticas del grupo (en especial Rock FM) y no la casa madre. Pues bien, no parece que digan eso los datos. En la recuperación de COPE podemos atribuir una parte a la compra de Punto Radio y otra a la incorporación de buena parte del equipo de deportes que llegaron con Paco González y Manolo Lama desde la Cadena SER, ya analizada hace meses en este blog.

Con respecto a RAC 1 destacar el logro que supone para una cadena que emite solamente en Cataluña situarse como la quinta con mayor número de oyentes. También es un mérito enorme ser la única cadena de las estudiadas cuya trayectoria desde su nacimiento (aparece en el EGM por primera vez en la segunda oleada de 2002) ha crecido en todos y cada uno de los estudios, salvo un pequeño descenso en el penúltimo de los habidos. De 54.000 oyentes a los 670.000 actuales, su techo por el momento, en un ascenso exitoso que no tiene parangón.

Veamos a continuación la audiencia total correspondiente al primer periodo:

Y los oyentes por día totales del segundo periodo:

En estos 14 años la radio globalmente ha ganado casi 6 millones de oyentes, un incremento del 32,46%

Como puede observarse, el último estudio no es solamente que incremente el número de oyentes totales respecto al dato anterior, sino que es uno de los mejores datos de los últimos 14 años. Aún diré más, el incremento experimentado es bastante espectacular. En la tercera oleada de 2000 se registraba un total de 18.359.000 oyentes, cercano al dato más bajo (segunda oleada de 2001, con 18.184.000). En la última oleada ese dato ha crecido hasta los 24.319.000 oyentes, dato muy parecido al techo obtenido en la tercera oleada de 2013, con 24.409.000 oyentes. La diferencia entre el último dato y el primero es de casi seis millones (5.960.000, concretamente), es decir, un 32,46% de incremento.

Es cierto que la población española ha crecido. También que la oferta de ocio es ahora mucho mayor, aunque la radio ha sabido acoplarse a ser consumida en nuevos soportes, como teléfonos móviles y otros. Lo cierto es que no puede (o no debe) sorprender que en la última oleada la mayoría de las ofertas radiofónicas hayan subido, puesto que lo hacen al mismo ritmo que el total de oyentes de la radio española.

En un par de días remato mi mirada poco experta con el análisis de los datos de radios temáticas.

Imagen: cogdogblog / Foter / Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory en Radioset. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Discusión

Comparte esto con un amigo