Televisión online: Magine, TotalChannel o Zattoo | laGatera
Actualidad

Valencia celebra la diversidad sexual con el festival de cine La Ploma

Televisión online: Magine, TotalChannel o Zattoo

  Por      8 Nov 2013

Televisión online: Comparamos Magine, TotalChannel y Zattoo

La nueva TV es online, fragmentada y multiplataforma. Una propuesta que tendrá que convencer al espectador para convertirse en cliente de los servicios de televisión online que ya tenemos en el mercado.

Esta semana he sido invitado a probar Magine, la apuesta sueca que está llegando a España, de momento con una versión en prueba de acceso restringido por invitación. Cuando arranque esta plataforma conoceremos su oferta con exactitud, pero ya es posible ver lo que podremos encontrar en ella. Magine se une a la oferta de televisión online de nuestro país, por lo que se me ha ocurrido hacer un análisis comparativo con otras dos alternativas. Se trata de TotalChannel, llegada recientemente a este mercado, y Zattoo, una vieja conocida que casi muere de éxito en una época y ahora casi había caído en el olvido de muchos.

Una oferta basada en canales premium o generalistas de TDT diferencia clave entre dos de las propuestas y la tercera

Las dos primeras propuestas se parecen más entre sí porque presentan una oferta de canales premium, mientras la tercera ofrece una buena selección de canales de TDT. En todo caso, todos ellos pretenden convertirse en soportes televisivos del futuro y coinciden en su planteamiento multiplataforma, cuyo objetivo es facilitar que podamos ver la televisión como y donde sea. En definitiva, es un concepto que pretende competir con ese electrodoméstico llamado televisión, cuya presencia está tan asentada en nuestros hogares. Por eso llama la atención en las tres propuestas analizadas que no se planteen ofrecer herramientas o funcionalidades que tiene cualquier aparato de televisión un poco moderno, particularmente cualquier Smart TV.

Será objeto de análisis más adelante, pero quiero decir que echo de menos cosas que puedo hacer en el aparato de televisión de mi salón. Por ejemplo, que me avise cuando empieza un programa que he visto en la EPG y me ha interesado, o poder ver un canal en PIP mientras estoy sintonizando otro, o cambiar el idioma de la emisión al tiempo que activo los subtítulos. También me llama la atención que no incorporen algunos servicios de valor añadido que podrían servir para convencer al espectador de la oportunidad de cambiar sus hábitos de consumo y optar por la televisión online.

Me parece muy escasa la atención que se pone al producto en muchos casos, desaprovechando posibilidades de promoción que se me antojan más fáciles y efectivas en este tipo de televisiones. Cualquier revista de televisión o medio online dedicado al sector, hace un tratamiento más en profundidad y que podría equipararse al promocional de los productos estrella de las televisiones, algo especialmente necesario en canales premium que solamente tienen presencia en opciones de pago.

Sorprende que la capa social sea casi inexistente en algunas de las ofertas de televisión online

Aunque lo que más extraño es una capa social casi inexistente en las dos principales ofertas analizadas y con la presencia justa en la tercera. Parece evidente que uno de los mayores atractivos de tener una comunidad reducida de usuarios es poder compartir sus gustos para que esa experiencia sea útil al resto. Esto lo hace solamente TotalChannel, pero ni siquiera contemplan la posibilidad de enlazar sus emisiones con las redes sociales, no dejando al usuario compartir lo que está viendo en su muro o timeline de Facebook, Twitter o Google Plus.

Solo Zattoo ofrece esa posibilidad, lo cual sinceramente no comprendo. En este caso se trata de pasar de la doble pantalla a una sola, donde podemos hacer todo a la vez: ver la televisión mientras compartimos la experiencia o hacemos una recomendación a nuestros seguidores en redes sociales. Las dos cosas en nuestro ordenador de sobremesa, la tableta o el teléfono móvil. Increíble carencia de las televisiones online.

Veamos lo más destacable de las tres propuestas que comparamos:

Magine

magineTodavía en fase de prueba, es posible que su oferta crezca en número de canales, aunque por lo demás no se diferencia en nada a la ya experimentada en Suecia. Para probar Magine hay que solicitar invitación y esperar que llegue. Cuando el servicio comience comunicarán sus precios, aunque se habla de una posible tarifa mensual en torno a los 10 euros. Entre sus 15 canales hay infantiles, especializados en series, cine, documentales o música (Nick, Panda, Cosmo, Paramont Comedy, Paramont Channel, Canal Cocina, Canal Hollywood, DeCasa, Odisea, Viajar, NatGeo Wild, National Geographic, MTV, Sol Música e Historia).

La propuesta de Magine es poder visualizar su oferta de canales en directo así como retroceder en el tiempo hasta una semana antes para volver a ver lo emitido. Esto de momento solamente funciona en algunos canales, de igual forma que no todos admiten pausar la emisión y volver a recuperarla en el punto. En cualquier caso, ambas características son parte de su propuesta, por lo que debemos suponer que estarán disponibles siempre cuando comience su andadura oficial.

Técnicamente se trata de una emisión 24 horas guardada para poder recuperar cualquier punto en un plazo inferior a siete días antes. Por tanto, no se guardan programas sino toda la emisión en su conjunto. Esto supone que si un canal no respeta sus horarios es posible encontrar que pedimos ver un programa y comienza la visualización con el final del programa anterior, o incluso con la emisión comenzada. En ese caso es necesario avanzar un poco la reproducción o incluso solicitar el programa previo para buscar en sus minutos finales el comienzo de la emisión que queremos ver. Como no parece que tengan intención de modificar la mecánica, solo cabe esperar que afinen cada vez más los cortes entre programas.

Magine se puede visualizar en su versión web, así como la específica para dispositivos iOS (iPhone y iPad), aunque anuncian que tienen en desarrollo las versiones para Android y Smart TV. Permiten autorizar dos dispositivos por usuario, que podrán sintonizar su señal de forma simultánea siempre y cuando no sea en el mismo canal. Las versiones para dispositivos portátiles admiten la reproducción en una pantalla de televisión mediante Airplay (necesario disponer de un dispositivo Apple TV). El concepto multiplataforma está poco optimizado al no permitir que un usuario pause una emisión en un dispositivo para recuperar la visualización en ese mismo punto desde otro.

Sería deseable que permitieran más tamaños de visualización aparte del propuesto (y la opción de pantalla completa), o que al menos esa visualización estándar fuera redimensionable con el cambio de tamaño de la ventana del navegador. En la versión web es necesario instalar el plugin Widevine Media Optimizer en el navegador, una utilidad de Google para proteger el DRM en la emisión de los canales de su oferta.

Flaquea esta opción en el apartado referido al tratamiento del contenido, su categorización, búsqueda y herramientas de valor añadido para el usuario, así como en la carencia absoluta de aquello relativo a lo social. La única forma de acceder a los contenidos es mediante su guía de programación, que no ofrece información más allá de lo que suele una EPG. En su versión web ni siquiera hay un buscador, que sí encontramos en la versión para dispositivos portátiles. No se aprecia ni el más mínimo esfuerzo por promocionar el contenido de sus canales premium, ni siquiera proponiendo al usuario contenidos relacionados con el que están visualizando, lo cual llama poderosamente la atención.

Por otra parte, el usuario tiene que conformarse con ver las emisiones de su oferta sin poder elegir distintos canales de audio ni mucho menos subtítulos, algo disponible hoy en día en casi todos los TDT con una televisión no necesariamente de última generación. Y, como ya queda dicho, no hay ni una sola utilidad social. Los espectadores de Magine no pueden valorar las emisiones ni mucho menos compartir en redes sociales que lo están haciendo.

En cuanto al registro es imprescindible asociar el nuevo usuario a una cuenta en Facebook, Twitter o Google Plus. Anuncian una próxima ampliación de los sistemas de registro, siempre externos y no dependientes de Magine.

Magine

TotalChannel

TotalChannelPresentada a principios de año, esta oferta es parecida a la de Magine en número de canales, coincidentes varios de ellos. 12 canales premium de series, cine y documentales (AXN, AXN White, Calle 13, Cosmopolitan, Crimen & Investigación, Fox, Fox Crime, Historia, National Geographic, Paramont Comedy, SyFy y TNT). Más otro canal, también del sector documentales, que es opción aparte (Iberalia TV).

TotalChannel permite acceder de forma separada a la emisión en directo de sus canales o a sus contenidos a la carta, archivados en un catálogo de programas. Destaca en esta oferta que ocho de sus canales estén disponibles en HD. El usuario podrá visualizarlos con esa máxima calidad si su conexión a Internet lo permite, pudiendo forzar la calidad del reproductor (eligiendo entre HQ, SQ y BQ) o dejar que se adapte automáticamente de acuerdo a las condiciones de la red. La emisión en directo permite la pausa, recuperando la acción en el punto posteriormente. Como es natural, en la modalidad de vídeo bajo demanda se puede parar, retroceder y avanzar sin límites.

Se puede sintonizar en su versión web, iPad, tabletas Samsung, Smart TV y Playstation 3. Se echa en falta una adaptación de su App en iPad para iPhone. Permiten autorizar tres dispositivos por usuario en su opción Premium y cinco en la opción Premium XL, la más vitaminada. Ahora bien, no permite ningún tipo de simultaneidad entre dispositivos, y tampoco guarda el punto de visualización de un contenido entre dispositivos distintos, algo que optimizaría el concepto multiplataforma y no es posible ni en sus emisiones en directo ni bajo demanda. La versión para iPad admite la reproducción en una pantalla de televisión mediante Airplay, teniendo un Apple TV.

El reproductor de TotalChannel en su versión web permite cambiar el tamaño de su pantalla solamente redimensionando la ventana del navegador, aparte de la opción de pantalla completa. Igualmente, es necesario instalar en la versión web el plugin Widevine Media Optimizer para el navegador, utilidad de Google que garantiza la protección del DRM en sus emisiones.

Aparte de por sus canales en HD, esta alternativa se destaca de las demás en sus opciones de categorización y búsqueda, así como en el tratamiento del contenido disponible a la carta. De esta forma, podemos acceder a su catálogo de emisiones por canales, series, cine o más. Además, ofrece un herramienta de búsqueda con opción de filtrado y recomendaciones basadas en contenidos relacionados. Esto se une a la guía de programas disponible para las emisiones en directo, y se complementa con accesos a contenidos actuales, destacados, recomendados, más vistos y mejor valorados.

Hace posible esta categorización, que atiende a los usos y gustos del resto de usuarios, recoger la estadística de la actividad de sus usuarios y permitir que estos valoren los contenidos mediante un tradicional sistema de estrellitas. Este contenido social no es transparente, pero sí aprovechable por los usuarios. Lástima que no hayan profundizado todavía en algunas otras herramientas sociales, especialmente la conexión con redes sociales, facilitando al usuario la difusión y recomendación de lo que está viendo entre sus contactos.

En cuanto a otras herramientas, como las relativas al idioma, tampoco en este caso tenemos posibilidad de elegir distintos canales de audio ni subtítulos, pero en la ayuda de la web anuncian que sus ingenieros están trabajando para poder ofrecer pronto estos servicios, básicos en la televisión actual.

En lo relativo al registro basta con confirmar tu cuenta de correo electrónico y elegir una contraseña. Hay un periodo de prueba que limita el uso de los servicios que ofrece TotalChannel a un consumo máximo de 150 horas de emisión durante un plazo de 30 días. A partir de ahí, quien desee contratar el servicio puede elegir entre tres tipos de suscripción que no se diferencian en el número de canales disponibles sino en otras características. Aparte de las ya detalladas, los usuarios Premium pueden grabar 20 horas disponibles por 30 días, y los Premium XL 100 horas disponibles durante 90 días.

Los precios son: 9,99 euros al mes la opción Premium y 14,99 euros al mes la Premium XL. Hay también una opción Premium Duo más reciente, que tiene un coste de 13,99 y ofrece la conexión simultánea de hasta dos Smart TV o Playstation 3. E incluyen un canal como opción independiente por 5,95 euros al mes.

TotalChannel

Zattoo

ZattooLa más veterana entre las plataformas de televisión online. Zattoo aterrizo en España, procedente de Zurich (Suiza), en 2007. Aproximadamente un año más tarde tuvo que convertirse en un servicio de pago porque su rápido éxito lo hacía insostenible sin un modelo de negocio. Sus servidores no estaban preparados para servir el ancho de banda necesario de acuerdo a la cantidad de usuarios que estaban utilizando la aplicación. En 2012 Zattoo volvió a ser gratuito, reservando a una opción de pago (Zatoo HiQ) el acceso a emisiones en HD.

A diferencia de las otras dos plataformas de televisión online, esta basa su oferta en la emisión de canales de TDT. 19 canales españoles (TVE1, Telecinco, Cuatro, laSexta, La 2, Intereconomía, TDP, Clan, 24H, Libertad Digital TV, Discovery MAX, HispanTV, Telemadrid, La Otra, TVG, Andalucía TV, Canal Parlamento y TVE Internacional) y 11 internacionales completan la oferta, con la opción HD en 5 canales (Telecinco, Cuatro, laSexta, TVE y Telemadrid).

Esta es la opción más fragmentada, permitiendo su sintonización en web, cliente Windows 8, iPhone, iPad, dispositivos Android, Windows Phone 7, Xbox, Xbox One y SmartTV (tanto Samsung como LG). Además, no hay limitación en la sintonización simultánea en más de un dispositivo (al menos estando conectados con la misma IP). Su modelo es exclusivo de televisión en directo, sin opción de pausa del directo (parece que pueden implementar el live pause en un futuro, puesto que en la web suiza ya funciona) aunque incorpora la posibilidad de realizar grabaciones de ese directo (20 programas en la opción gratuita y 250 en la de pago). Las versiones para iOS (iPhone e iPad) admiten la reproducción en una pantalla de televisión utilizando Airplay y un dispositivo Apple TV.

El reproductor no permite seleccionar la calidad de reproducción, que supuestamente se adapta a las condiciones de la red. Tampoco podemos cambiar el tamaño de su pantalla de otra forma que no sea redimensionando la ventana del navegador, aparte de la opción de pantalla completa. No es necesario instalar ningún complemento para visualizar su streaming en nuestro navegador preferido.

En cuanto al tratamiento del contenido y la presentación, Zattoo solamente nos permite cambiar de canal, incorporando la información del programa en emisión y el adelanto del siguiente programa, incorporando una somera información relativa a ambos. Eso sí, presenta un mosaico de canales con la foto fija de todos los canales de su oferta, cambiando la captura cada minuto. También dispone de un buscador en el que podemos localizar un programa, consultar su hora de emisión y acceder a la información disponible del mismo. En su página de ayuda adelantan la previsión, en principio para este mismo mes, de incorporar distintos canales de audio en sus emisiones.

Llama la atención positivamente que sea esta la única plataforma que ofrece al usuario la posibilidad de difundir en su red social preferida el programa que está viendo en Zattoo, así como recomendarlo por correo electrónico. Tiene que ser, precisamente, en la oferta mayoritariamente gratuita donde parecen haber entendido mejor las virtudes de abrirse a lo social.

Basta con confirmar tu cuenta de correo electrónico y consignar una contraseña para convertirse en usuario de Zattoo. La opción Zattoo HiQ (que, aparte de sintonizar canales HD y permitir grabar más programas, elimina la publicidad) tiene un coste de 4,49 euros al mes, con ofertas de 3 meses (9,99 euros) y 12 (29,99 euros).

Zattoo

Tabla comparativa

En la fragmentación está la clave

En el mercado digital fragmentado que vivimos no compite quien no está en todas las plataformas

Todas las opciones analizadas han entendido bien el planteamiento de un mercado fragmentado. No compite quien no está en todas las plataformas. El siguiente paso es hacer lo posible por optimizar ese concepto de multiplataforma. Por ejemplo, la emisión se pueden ver indistintamente en nuestro PC, en una tableta o un smartphone. Pues bien, ¿qué mejor manera puede haber de mejorar esta experiencia que no sea permitir al usuario comenzar la visualización en un dispositivo, interrumpirla y continuarla en otro? Para ello basta con marcar el punto del vídeo en el que se ha quedado el usuario para poderlo recuperar después, en otro dispositivo o incluso en el mismo. Técnicamente es posible, y es parte del nuevo desafío aún pendiente.

La limitación de dispositivos autorizados tampoco parece hacer nada a favor de la fragmentación. Parece obvio que no debería haber limitación alguna para dispositivos que acceden al servicio desde una misma ubicación. En la misma casa podemos tener un Smart TV en el salón y otro en un dormitorio, mientras queremos acceder en un par de ordenadores de sobremesa, una tableta y más de un teléfono móvil. Entiendo que limiten la simultaneidad de conexiones, pero no los dispositivos autorizados, mucho menos de forma tan restrictiva como plantean Magine y TotalChannel.

Presentación y acceso a contenidos

Otra de las áreas a mejorar es la del tratamiento de los contenidos. Se impone añadir a la clásica categorización temática otras alternativas relativas a la aceptación de los contenidos o su temporalidad. Parece interesante que el usuario pueda consultar cuales son los contenidos más vistos, o mejor valorados por el resto de usuarios, convirtiendo la mera información estadística en un modo de arrastre de los usuarios hacia aquello que tiene más aceptación.

Para ello se puede utilizar la información de los datos de vídeos vistos, clics en “me gusta” de redes sociales o la tradicional valoración de cada vídeo mediante estrellitas. En cuanto a la temporalidad, considero realmente importante saber cuando se han añadido los contenidos o, al menos, tener acceso fácil a los últimos contenidos añadidos. Muchos usuarios recordarán mejor cuando vieron el último episodio de una serie que el título del mismo o su temporada y número de episodio.

Herramientas útiles para el usuario

Hay alguna herramienta que se me antoja prácticamente imprescindible cuando hablamos de vídeo bajo demanda. Por ejemplo, poder elegir vídeos favoritos para poder tener un acceso rápido y directo a ellos, o guardar determinados vídeos para verlos en otro momento. Me parecen funcionalidades clave para mejorar la experiencia de usuario. La posibilidad de favoritización beneficia al propio usuario y puede ser un elemento para extender la utilidad de la comunidad. Es algo que podría formar parte de la información de nuestro perfil de usuario, lo cual ofrecería pistas sobre nuestros gustos a modo de recomendación pasiva.

Las recomendaciones dentro del círculo de amistades del usuario cobran una particular importancia

Es sabido que no hay recomendación mejor y más confiable que la realizada dentro de nuestro círculo de amistades. Naturalmente, para esto es necesario plantear un diseño de comunidad que ninguno de los servicios estudiados contempla. Marcar como favorito ese episodio de ‘Friends’ con el que nos reímos en el peor momento de nuestra vida no solamente tiene la utilidad de facilitar que lo volvamos a ver cuando tengamos un mal día sino que puede ser una pista importante para otros usuarios.

Se me ocurren unas cuantas herramientas más que pueden facilitar la experiencia de usuario. Por ejemplo, programar avisos para cuando comience un programa en directo (ya fuera dentro de la propia aplicación o mediante un correo o SMS), y también cuando un determinado contenido fuera añadido al catálogo. Cosas como estas facilitan la fidelización del usuario.

Como ya se ha señalado en este análisis, se echan mucho de menos utilidades propias de muchos aparatos de televisión. Desde el PIP (poder visualizar en ventanita un canal mientras vemos a pantalla completa otro) hasta ofrecer varios canales de audio y posibilidad de insertar subtítulos, lo cual es visto como un valor añadido camino de la excelencia, pero ya es de uso común en la televisión convencional.

La “imprescindible” capa social

Ya he tratado con bastante amplitud esta incomprensible carencia en los servicios analizados. La existencia de una comunidad de usuarios y su conexión con redes sociales puede facilitarnos informaciones de enorme utilidad, del tipo “a quienes vieron esto también les interesó esto otro”. ¿Por qué no poder compartir una preferencia con un usuario concreto? ¿Por qué prescindir del efecto viral de una recomendación en redes sociales? El propio servicio se puede ver beneficiado de una publicidad no tan indirecta entre los amigos y contactos de sus usuarios.

A más herramientas sociales mayor necesidad de configuración de la privacidad

Está claro que en caso de existir una comunidad de usuarios se hace necesario plantear una configuración detallada de la privacidad, de forma que el propio usuario decida aquello que desea hacer público y lo que no, así como que partes de su perfil son públicas. En la tabla comparativa incluimos un apartado referido a la seguridad que ha quedado en blanco en los tres servicios analizados. Está claro que hoy por hoy no es necesario proteger la privacidad en ninguno de los casos, pero sí sería planteable algún tipo de control parental para dejar decidir a los mayores de la casa aquellos contenidos que no son accesibles a todos los componentes de la familia.

Conclusión

Las tres alternativas objeto de este estudio son soluciones válidas que invitan a animarse a participar de un nuevo modo de ver la TV

Espero que este análisis ayude a tomar una decisión al lector dispuesto a convertirse en usuario de una de las opciones de televisión online disponibles. Las tres son soluciones solventes y válidas, aunque tengan por delante algunos retos que afrontar.

No se han considerado en esta comparativa otras plataformas como Yomvi, de Canal +, o Go, de Movistar, porque queríamos estudiar por separado plataformas independientes no ligadas a otras opciones de televisión de pago (por satélite o IP en los dos casos señalados). No descarto que hagamos otras comparativas que podrían también incluir las plataformas ligadas a los dos grupos privados de televisión líderes en nuestro país: Mitele, de Mediaset España, y Atresplayer, de Atresmedia.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory en Radioset. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Discusión

  • Jose

    Zattoo (en el web) ya ofrece live pause. También dispone de cliente Windows 8 y se ha anunciado hoy que también están en la xbox one: http://news.xbox.com/2013/11/xbox-one-partners-unveiled

    • Pues te estaría muy agradecido de que me indicaras donde está el live pause en Zattoo web. Solo he encontrado un botón de Stop que cierra la visualización del canal. Gracias por los apuntes, voy a actualizar la información.

      • Jose

        Tienes razón, todavía no está disponible en España el live pause, lo tienen en Suiza y pensé que sería igual.

Comparte esto con un amigo