Actualidad

Historia de un cuadro del conde de Bornos vendido por 5,1 millones de euros

Popular y populoso

Por    25 de julio de 2011 no responses

Popular y populoso

He leído a Martín Varsavsky en algún lugar que no recuerdo (lo busqué sin éxito) una comparación que me ha parecido muy ingeniosa. Habla de la nueva red social Google + y la veterana Facebook. Esta tiene millones de usuarios, lo cual le procura un dominio importante en el terreno de las redes sociales pero no significa que se trate de gente contenta con el servicio. Es entonces cuando lo compara con las compañías aéreas, usadas por todo el mundo pero cuyas condiciones son incómodas y hasta detestables.

EstadísticasEs fastidioso tener que estar hora y media antes para facturar una triste maleta, hacer un viaje de dos horas y media (o más) en un asiento horroroso que apenas deja espacio con la butaca de delante, obligado a apagar el móvil y sin poder utilizar Internet (salvo en alguna compañía americana), además de muchas otras incomodidades con las que podríamos completar una larga lista. A pesar de ello, seguimos usando el avión sencillamente porque hay otras compañías pero son peores.

Cuando he mirado compañías alternativas para evitar las habituales me he encontrado con tasas por maleta, aeropuertos alejados del centro de la ciudad de destino y hasta serias dudas sobre las condiciones de seguridad con la que se realizan los vuelos en algunos casos. Por tanto, he seguido utilizando las compañías de siempre, algo más caras pero confiables. La alternativa es aún peor.

¿Por qué seguimos volando en una compañía que nos deja realmente descontentos? ¿Cuál es la razón por la que utilizamos una red social con demasiadas cosas molestas? El descontento no nos lleva a abandonar servicios a los que nos hemos acostumbrado porque no hay uno mejor. Tan sencillo como esto. En este caso, ser populoso no es sinónimo de popular. Un servicio popular es aquel que deja satisfecho a la mayoría de usuarios.

Se me ocurre aplicar esto a la televisión, al hilo de la polémica desatada por un artículo de El Mundo sobre las televisiones que más gente dice no ver nunca, así como la respuesta corporativa de Telecinco al diario de Pedro Jota. Sin entrar a valorar los datos y sus evidentes contradicciones, creo que no es aplicable el mismo razonamiento de los servicios populosos pero no populares que tanto parece cuadrar a un red social sin competencia en Internet o unas compañías aéreas muy poco diferenciadas entre sí.

La gran diferencia es que en televisión sí hay competencia. Esta es creciente y como tal arrastra a un porcentaje importante de espectadores dispuestos a otorgar a los nuevos canales su confianza durante un tiempo. Es un fenómeno que no ha de extrañar, la audiencia se desplaza a los nuevos canales para ver y poder analizar su oferta. Una vez visto y analizado regresan masivamente a las ofertas consolidadas, cuyos resultados se han resentido durante eso que podríamos llamar periodo de prueba.

Tengo la sensación de que en España empieza a darse por concluido el tiempo de prueba, lo cual podría estar relacionado con la mejora de resultados en Telecinco. En todo caso me puedo equivocar, pero lo que me parece incuestionable es lo siguiente: en televisión la demostración de que lo populoso (muy poblado) coincide con lo popular (estimado por el pueblo) es que competencia hay, y mucha.

Pensar en una audiencia a la que no le gusta el producto elaborado por un canal de televisión pero vuelven a consumirlo es tachar a mucha gente de idiota. Por otra parte, partir de la base de que todos los demás lo hacen fatal me parece excesivamente prepotente, además de contradictorio con la fragmentación de las audiencias. La realidad es mucho más simple: si se ve es porque gusta. Aunque muchos digan “yo nunca veo Gran Hermano” todos sabemos que no hacen otra cosa que repetir una gran mentira.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Te recomendamos

Discusión