Actualidad

Ucrania acusa a los prorrusos de haber derribado dos cazas de su ejército

Espejos de aumento

Por 12.07.2011

Una amiga comentaba con acierto un artículo mío en El Gato encerrado diciendo que incoherentes somos todos. Esto fue hace muchos meses y entonces solo acerté a decirle que tenía toda la razón. Yo había acusado a un concursante de ese reality de incoherencia por algo que habría dicho o hecho, no recuerdo el lance concreto que motivó esta respuesta. En realidad estoy de acuerdo con que acusar a alguien de incoherente en un programa de telerrealidad (o en la vida misma) no deja de ser una reflexión autorrecurrente.

Supervivientes 2011Somos incoherentes si acusamos a alguien de incoherente porque todos lo somos en algunas ocasiones. Eso es así. Pasa que cuando se comenta un programa de este género uno pone el espejo de aumento sobre una realidad ya de por sí tamizada por la forma como nos llega a los espectadores. Un espejo de aumento que no tiene intención de poner en ridículo a los protagonistas de esa realidad aunque la caricaturice de alguna manera.

Hacemos una caricatura no tanto porque utilicemos los argumentos sobre los que hablamos para hacer un poco de humor (cosa que siempre pienso me falta hablando de Gran Hermano porque me lo tomo demasiado en serio, por eso aprovecho Supervivientes para hacer más coñas) sino en el sentido de exagerar un poco las situaciones para hacerlas más visibles. Por eso digo lo del espejo de aumento con el que intentamos analizar pormenorizadamente situaciones que en nuestra vida diaria no suelen merecer tanta atención.

Ese espejo de aumento del que hablo es un arma de doble filo, pero es mi arma. Para suavizar un poco la frase anterior diré que es mi herramienta de trabajo. Necesito aumentar la realidad para desmenuzarla cada día, lo cual arroja claridad en la misma medida que deforma. La imagen vista en un espejo de aumento, como esos que uno se encuentra en algunos hoteles y hay quien lo utiliza también en casa (sobre todo mujeres) muestra los poros de nuestra piel con un detalle que a veces asusta. Por otro lado, si miramos nuestro rostro en conjunto el espejo nos devuelve una imagen en cierta medida deformada.

Esto es algo que muchas veces me he quedado con ganas de explicar y aún así muchos no entenderán nunca. Necesito mi particular espejo de aumento para contar esa realidad no tan trascendente de un concurso. Aunque soy consciente de que siempre hay parte de exageración y algo de deformación. Es inevitable. No lo sé hacer de otro modo.

David Cano es editor y fundador de laGatera, editor y creador de la marca ‘El Gato encerrado’, además de fundador e impulsor de Atomible. Realiza labores de bloguero freelance y animador de comunidades. Administrador de más de 400 perfiles de empresa en redes sociales.

Te recomendamos

Discusión