Sentirse seguro o vomitar | laGatera
Actualidad

Esta mujer no lleva maquillaje en el bolso: lleva un martillo

Sentirse seguro o vomitar

  Por      23 Feb 2009

¿Por qué le hacen al pobre Casillas cantar ‘Me siento seguro’? Fue, para quien no lo recuerde, el lema de la publicidad de compresas Ausonia. “Me siento segura”, decía aquella publi, y ahora esto mismo vale para que un portero de fútbol de primera categoría anuncie un seguro. Menudo truño de publicidad, por lo más sagrado.

Aunque nada más repugnante que lo de esa compañía de telefonía que se publicita con un tío vomitando. Pero que ascazo, por favor. ¿Están enfermos los publicistas? Quizá no, y simplemente es que esto consiste ahora en hacer el spot más demencial, con la esperanza de que llame la atención a la mayor gente posible. Una aberración, en cualquier caso.

Al lado de estas dos campañas parece baladí criticar una de la ONCE porque me parezca que desprestigia sus propios sorteos transmitiendo la sensación de que es todo una exageración (“tienes en el ojo una nevera no frost”, dice uno de los spots). Esto al lado de lo del tío vomitando es una maravilla de la publicidad.

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory en Radioset. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Discusión

  • elchema

    Mucha pasta le habrán pagado al bueno de Casillas para prestarse a hacer semejante publicidad. El canto de “me siento seguro” es de lo más cutre que he visto en anuncios en mucho tiempo.

    Los de la ONCE suelen combinar algunos muy buenos con otros que no lo son tanto. Los últimos que han hecho no me han gustado mucho, ese que aparecían todos cantando: “Nos ha tocado…” y este último de “Me pica la espalda, llevo algo?” “Llevas un jacuzzi de … metros que quita el sentido, Maria del Carmen”, no son de los que más me han gustado.

    Pero ni punto de comparación con los cánticos de Iker…

    Yo destacaría el de Gas natural, me parece bastante divertido y original: “me cambio, me cambio”.

  • ezequiel

    Me pregunto si después de ver los anuncios, Casillas se habrá arrepentido de haber hecho esos anuncios.

    Me estaba acordando ahora mientras escribia esto los anuncios que estaba haciendo Fernando Torres, para una entidad bancaria gallega, en el que digamos dama publicidad a negocios de amigos suyos, a un peluquero, a un entrenador de perros y a una escuela de tenis. Y lo curioso de este caso es que en Cuatro, los Manolos (Lama y Carreño) estaban dando la noticia y destacando las bondades del chaval ayudando a sus amigos Torres, como haciendole la pelota (que por desgracia me parece que ultimamente están así los periodistas deportivos), e ignorando que se trataba de un anuncio. Me hubiera gustado ver la cara cuando se enteraron de la noticia.

    Y por cierto, no se si os acordareis algunos de aquel famoso anuncio de la madre de Arantxa Sanchez Vicario, anunciando una revista, aquello posiblemente ha sido para mi uno de los peores anuncios que he visto yo en mucho tiempo.

  • roussss

    Totalmente de acuerdo con vosotros, aunque sin perder de vista que desde el punto de vista del Marketing, un anuncio bueno no quiere decir que nos transmita buenas sensaciones, sino que llame nuestra atención.

    Si luego nos transmite buenas sensaciones o no es secundario, aunque lo primero ya sería lo ideal

    Como mujer he sufrido al ver como nos enseñan las “bondades” del ciclo menstrual en los anuncios de compresas (a los responsables de las campañas los pondría yo a sufrir todos los meses)

    Como anuncio/s de la ONCE recuerdo el de la “lista de la compra” que popularizó la Cabra Mecánica, o aquella serie veraniega de “tu me das cremita, yo te doy cremita….” o el del camarero de las tapas, que no por absurdos, no dejaron de tener su exito y marcarón una época

  • elchema

    Cierto lo que dices: si llaman la atención por lo malos que son, para el publicista es bueno también.

    De los de la ONCE me gustó mucho también el del sorteo Heavy de verano, con lo Europe sonando, y las chupas y las melenas ocupando la playa. Ese estuvo muy logrado.

  • Samsara

    Completamente de acuerdo con la “calidad” de este anuncio. Sinceramente pienso que los de la Agencia de Publicidad se han cubierto de gloria y que los de la empresa de telefonía se han dejado meter un gol muy caro y posiblemente poco rentable.

    Sé que se hacen anuncios muy malos a propósito con la intención de que se recuerden, aunque sea para denostarlos.No hay más que pensar en la mayoría de los de detergentes o limpiadores con esforzada ama de casa diciendo obviedades. Pero me parece que la creatividad de las agencias españolas da para bastante más, a poco que se esfuercen.

    Entre los que creo que merecen la pena recordar, yo aporto el anuncio de la ONCE del Cuponazo, ese de la cola delante del quiosko, que se va cayendo como fichas de dominó. Y también el del perro Pancho de la Lotto. Me parecen realmente ingeniosos y muy logrados.

  • Vi rodar en frente del Museo del Prado el anuncio del Cuponazo. El director era Berlanga, y pensé que se trataba de una película. La gran sorpresa fue ver luego que era un anuncio televisivo, que tuvo un gran eco además.

  • PK-Grosella

    [quote comment=”8633″]Vi rodar en frente del Museo del Prado el anuncio del Cuponazo. El director era Berlanga, y pensé que se trataba de una película. La gran sorpresa fue ver luego que era un anuncio televisivo, que tuvo un gran eco además.[/quote]

    Hola!
    No es extraño encontrar spots dirigidos por directores de renombre. No hay que olvidar que un spot es una pequeña pelicula de 20 segundos con presentación, nudo y desenlace. Muchos directores se sienten atraidos por este “género”.
    Además, en publicidad no solo hay actores famosos delante de las cámaras, aveces detrás hay excelentes directores y realizadores, solo que estos últimos no se ven. En cualquier caso ambos aportan categoría al producto. (Aunque no hay que olvidar que ni actores ni directores son garantía de éxito, el éxito lo da un buen producto o un buen spot).

    Bueno, ahí queda mi comentario.

  • PK-Grosella

    Ah!
    En cuanto a lo que comentáis sobre el señor vomitando y Casillas cantando…

    Pues si. De bastante mal gusto el primero (y poco efectivo, pues a pesar de que todo el mundo recuerda el anuncio, pocos recuerdan la marca), y bastante chiste malo el segundo, pero este no me disgusta. Y lo digo porque, como la mayoría de chistes malos, son los primeros que se recuerdan, porque hace recordar la marca, porque hay diferentes versiones que hacen que no resulte monótono, porque ponen al personaje famoso en situaciones ridículas (cosa que en el fondo nos encanta ver a todos) y porque hacen que cante fatal y eso le humaniza (es guapo, buen chico, deportista de élite, pero….no es perfecto!, algo hace mal!) (si ya es un personaje que cae bien, con esto caerá mucho mejor).

  • El de Casillas no os parece vergonzoso porque sois muy jóvenes y no recordáis que la misma música fue sintonía de un anuncio de compresas.

    Claro que también usaron para anunciar compresas el ‘Hoy puede ser un gran día’ de Serrat, y este se querelló.

  • ezequiel

    No sé, DVD Cano, si despues de ver el anuncio de Coca-Cola el encuentro el señor de 102 y una recien nacida, te parece una maravilla de publicidad. A mí es que la verdad me ha encantado ese anuncio. Chapeau para el que lo ha hecho. Logró una cosa muy dificil que centrara mi atención en ese spot hasta el final y que un anuncio te consiga enganchar hasta el final no es muy habitual. Ahora me acuerdo de aquel anuncio tambien de coca-cola, el que decia “para los grandes, para los pequeños…” aquello tambien era un gran anuncio.

  • kompa

    La pota día si, día también, a la hora de comer y entre bocado y bocado, no me la pierdo ni queriendo; así pues todos los santos días me cago en el publicista que tuvo la idea y en el anunciante al que le pareció bien. Es el colmo del mal gusto y lo más inapropiado para la época de “muy pocos llegan a fin de mes”, donde, una publicidad divertida, sería lo más acorde para la situación actual. No creo que sea tan efectiva como pretenden. Al menos, yo no se, ni siento ganas por saber, qué publicitan. Un asco, vaya.

Comparte esto con un amigo