Cuentos para pensar | laGatera
Actualidad

Tres personas mueren en un accidente de avioneta en Málaga

Cuentos para pensar

  Por      3 Ago 2005

Imagen producto: Cuentos para pensar - Jorge BucayCuentos para pensar – Jorge Bucay

3 estrellas3 estrellas3 estrellas3 estrellas3 estrellas

Con un estilo más de ‘ingeniero’ que de literato, algo que a mi me deja frío e insatisfecho tras una agradable lectura, Jorge Bucay publica su segundo libro de cuentos, tras alcanzar notable éxito con los cuentos ancestrales en Déjame que te cuente, cuentos que exploraban un mundo mágico. En esta ocasión este médico argentino, psiquiatra y psicoterapeuta gestáltico, se decide a contar cuentos de su propia cosecha, la mayoría, aunque otros son transposiciones de cuentos escuchados de terceros, o incluso la adaptación de un poema tibetano (del monje Rimpoché), que es de los cuentos que más me han gustado. En realidad son cuentos con moraleja, tipo fábulas de Esopo, aunque no hay un enfoque común entre ellos, como si hubiera compuesto un volumen con retales, apuntes u ocurrencias.

Como psiquiatra que es, hace un prologo analítico, donde aborda las ‘tres verdades’ del ser humano. A mi es lo que más me ha interesado del libro, la verdad. La primera de esas verdades es: Lo que es, es.

La realidad no es como a mi me convendría que fuera.
No es como debería de ser.
No es como me dijeron que iba a ser.
No es como fue.
No es como será mañana.
La realidad de mi afuera es como es.

Con sus dos derivaciones: Yo soy quien soy.

Yo no soy quien quisiera ser.
No soy el que debería ser.
No soy el que mi mamá quería que fuese.
Ni siquiera soy el que fui.
Yo soy quien soy.

Y: Tú… eres quien eres.

Tú no eres quien yo necesito que seas.
Tú no eres el que fuiste.
Tu no eres como a mi me conviene.
Tu no eres como yo quiero.
Tu eres como eres.

La segunda ‘verdad’ es: Nada que sea bueno es gratis. Y la tercera: Nunca hacer lo que no quiero. Según el autor estas tres verdades son ideas-montaña, ideas-río, ideas-estrella, que son ciertas a través del tiempo y las circunstancias.

La lectura de los cuentos es interesante y placentera, especialmente cuando uno se encuentra otro tipo de verdades, disfrazadas de ficción, como en ese cuento de “El guerrero”, que termina con esta bonita moraleja:

¡La magia solo dura mientras persiste el deseo!

Incluso, en medio de los cuentos, se destilan bellos (y tristes) poemas, como este “Sin querer saber”:

Y si es cierto que has dejado de quererme
yo te pido,
por favor,
¡no me lo digas!

Necesito hoy
y todavía
navegar
inocente en tus mentiras…

Dormiré sonriendo
y muy tranquilo.
Me despertaré
muy temprano por la mañana.

Y volveré a hacerme a la mar,
te lo prometo…

Pero esta vez,
sin atisbo de protesta o resistencia,
naufragaré por voluntad y sin reservas
en la profunda inmensidad de tu abandono…

En definitiva es una lectura recomendable, ligera y reflexiva a la vez. Como reza el texto publicitario entrecomillado al propio autor “Los libros sirven para dormir a los niños y para despertar a los adultos”. Este es para un despertar amable.

[Editado por RBA Integral, 192 págs.]

David Cano es creador y editor de laGatera, fundador e impulsor de Atomible, autor de los blogs El Gato encerrado y Desde el palafito, además de colaborar en el programa de radio MorninGlory en Radioset. Realiza labores de analista de social media y bloguero freelance.

Discusión

Comparte esto con un amigo